Allocution de monsieur Bruno-Marie Béchard,
recteur de l'Université de Sherbrooke,
à l'occasion d'une Rencontre avec
des formatrices et formateurs d'adultes chiliens

9 novembre 2001

Mis estimados amigos chilenos,

Antes que nada quiero saludarles de parte de la comunidad universitaria de Sherbrooke. La Universidad de Sherbrooke está muy orgullosa de poder colaborar al perfeccionamiento de profesores chilenos.

Espero que ustedes estén felices con la experiencia académica y personal vivida en nuestro país. Tengo confianza en que esa colaboración se repetirá, ya que las puertas de la Universidad de Sherbrooke están abiertas.

La Universidad de Sherbrooke se interesa mucho por los intercambios internacionales, sobre todo con América latina. Saben, nosotros quebequenses de lengua francesa también somos latinos. Por eso, ustedes siempre van a ser muy bienvenidos aquí.

Se le encargué al ex decano de la Facultad de Educación la elaboración de un informe para guiar nuestro desarrollo internacional. En el marco de su misión de gran importancia, el señor Mario Laforest viajará a Chile a finales de este mes a fin de reforzar nuestros contactos y desarrollar nuevos proyectos.

Nuestra Facultad de Educación ya ha realizado muchos proyectos con Chile durante los últimos cinco años. Por ejemplo, nuestra amistad llevó a la Pontificia Universidad Católica de Chile a organizar en el dos mil tres el próximo congreso de la Asociación mundial de las Ciencias de la Educación. De ahora en adelante, nos gustaría que los intercambios se extendieran también a otras facultades de nuestra Universidad.

La Universidad de Sherbrooke celebrará su cincuenteno aniversario en el año dos mil cuatro. Aunque joven, ella tiene una fama de primer orden entre las mejores universidades del mundo por su investigación y enseñanza de nivel superior.

La Universidad de Sherbrooke se caracteriza por su dinamismo, su capacidad innovadora, su énfasis en la responsabilidad de los estudiantes y su puesta en aplicación de las teorías en el ámbito del trabajo, particularmente por medio de prácticas remuneradas en las empresas y organizaciones.

El proyecto de la Universidad de Sherbrooke se apoya en una visión colectiva y audaz, con el objetivo de atender mejor a la comunidad estudiantil y a la sociedad. Así, la reputación y la influencia de la institución seguirán aumentando.

Por último, quiero destacar la participación del señor Julio Fernández, chileno de origen y profesor asociado de la Faculdad de Educación, en nuestros intercambios con Chile. Gracias, profesor Fernández.

No quisiera retener más su atención y ahora con gran placer voy a ayudar a la decana a entregarles sus atestados.